Mostrando 1–12 de 56 resultados

El frío, el calor y el ruido son aspectos que deben considerarse a la hora de llevar a cabo una construcción. Durante la construcción de infraestructuras y maquinarias, existen algunos retos a tener en cuenta para llevar a cabo la realización de la obra.
Factores como la temperatura y el sonido pueden ser un obstáculo cuando se realizan trabajos expuestos al clima. Por tanto, es necesario contar con otros materiales que cumplan con la labor de prevenir estos percances.

Soluciones de aislamiento para la construcción

Se refiere a la utilización de materiales o componentes externos que cumplen con la función de aislar el frío, el calor o el sonido.
Aislamiento térmico
El aislamiento térmico es la capacidad de limitar el traspaso de frío o de calor entre diferentes espacios. El aislamiento se logra gracias a diversos materiales que pueden ser necesarios en la fabricación de edificios, casas y demás estructuras.
Son múltiples las propuestas que hay en el mercado que cumplen estas funciones. Las que más destacan son:

Lana de Roca

Se compone de rocas naturales, como es el caso del tipo basáltico, el cual está presente en la corteza terrestre de manera muy abundante.
El uso de este material aporta una barrera térmica en construcciones e industrias, debido a su composición flexible y multidireccional.

Lana Mineral

Basado en fibras entrelazadas con elementos de carácter mineral. La condensación de aire que queda unida entre cada una de las fibras impide al calor o al frío provenientes del exterior y al sonido, sobrepasar su barrera.
La lana mineral tiene la capacidad, al igual que la lana de roca, de aislar altas temperaturas. Impide que la temperatura interna salga al exterior, ya sea suministrada por aires acondicionados o calefactores.

Poliestireno extruido

Este material es uno de los más utilizados en construcción gracias a su soporte térmico y resistencia al agua. Chova ofrece las planchas de poliestireno extruido XPS, las cuales son termoplásticas, aislantes, con rigidez en su espuma y cerrada en su estructura celular.
Comúnmente son recomendadas en fachadas, suelos y paredes, para edificios y arquitectura del hogar.

Aislamiento reflectivo

Su elaboración la distribuye en capas con diversos elementos de aislantes, logrando un aprovechamiento máximo en cuanto a la reducción de calor, y poco grosor. Una de sus características principales es que es ligero y flexible.
La empresa Boltherm, especializada en aislamiento, ofrece este reflectivo a partir de láminas de aluminio y cubiertas de aire, ideal para evitar el paso del calor.

Aislamiento Acústico

Y Es la protección que se brinda para minimizar el ruido en los espacios. El aislamiento acústico también cumple la función de condensar el sonido para no dejar que salga a otro espacio. Algunos de los tipos de materiales para aislar el sonido son:
Aislamiento en láminas
Puede presentarse en distintos materiales como láminas sintéticas, de polietileno reticulado que no solo cumplen funciones aislantes, sino también amortiguadoras. Son idóneas para paredes de yeso, madera o planchas metálicas.
Aislamiento en espuma
El poliuretano es un aislante excelente y la alternativa más útil para absorber el ruido e insonorizar espacios completos. Son vistos frecuentemente en fábricas, estudios musicales y de grabación o cabinas de audio, entre otros.

Aislamiento de fachadas

Son capas que se colocan en el exterior de una construcción para así proteger la estructura de diversos agentes. El carácter impredecible del clima, accidentes y otras problemáticas resultan perjudiciales, ya que pueden dañar construcciones u ocasionar deterioro. Gracias a este tipo de aislamiento, ese riesgo se reduce en gran medida.

Tipos de aislamiento en fachadas

Los principales materiales para lograr el aislamiento en las fachadas son la lana de roca, el sistema SATE y los paneles sándwich. En cuanto al sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico en el Exterior) se usa para mejorar la energía y confort en edificios principalmente.
Los paneles sándwich son capas no mayores de 120 mm que también se requieren para reforzar las fachadas al igual que la lana de roca. Estos materiales son indispensables para conseguir aislamiento térmico y acústico en las fachadas.

Aislamiento de cubiertas

Cumplen la función de impedir que se traspase la humedad, el frío, el calor y el sonido. En este caso, también es importante evaluar cuál es el tipo de material más conveniente para el tipo de construcción, pero sin duda una de las mejores opciones es la lana de roca.
La lana de roca ofrece protección térmica, contra el ruido e incluso frente a los incendios. Este material ofrece un beneficio adicional y es que mejora la eficiencia energética de las instalaciones.